El Alma

Decidí no vender mi alma al diablo, imaginé, que si deseaba comprarla debía ser porque tiene algún valor.

 

Ahora, al estar en este cuarto, sé que así lo fue, tuve razón. Y al terminar de escribir me iré a dormir, para siempre…

El desalmado esta condenado al insomnio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: